QUIROPRÁCTICO LUMBALGIA BILBAO

Quiropráctico dolor lumbar

ESPACIO QUIROPRÁCTICO BILBAO

Te ayudamos en el tratamiento de la lumbalgia

La lumbalgia se caracteriza por un dolor en la parte baja de la espalda, en la región lumbar. El dolor suele aparecer de forma repentina y poco precisa. El paciente suele explicar que siente un dolor en forma de barra en la parte baja de la espalda que aparece después de un mal movimiento o una mañana al despertarse sin motivo.

El origen del dolor lumbar es bastante difícil de definir porque puede asociar varias lesiones, por ejemplo: puede ser un dolor de origen discal asociado a un dolor de las articulaciones facetarias o a una contractura muscular muy fuerte.

El quiropráctico, con la ayuda de pruebas al principio de la consulta, podrá orientar al paciente hacia el origen del dolor. La lumbalgia no suele ser grave y el quiropráctico puede tratarla sin dificultad. También es un motivo frecuente de consulta con el quiropráctico.

¿Cómo prevenir la lumbalgia?

R

Practica un deporte o actividad física adaptada, camina y muévete para fortalecer la faja abdominal.

R

Adopta una buena postura: en el trabajo, al transportar cargas pesadas, en el deporte, frente a una pantalla, en el coche.

R

Consulta a un quiropráctico para que te trate, te asesore en el mantenimiento de tus posturas diarias, prevenga dolores o molestias relacionadas con tu estilo de vida y mejore tus habilidades musculares y articulares.

R

Cuida tu estilo de vida prestando atención al exceso de peso.

Deporte

Practica deporte para fortalecer la faja abdominal.

postura

Presta atención a tu postura en tu vida diaria.

estilo de vida

Cuida tu estilo de vida y tu alimentación.

ayuda profesional

Consulta a un quiropráctico para que te trate y asesore.

Te ayudamos a aliviar tu dolor lumbar

Pide tu estudio quiropráctico

OTRAS DOLENCIAS

  • Dolor de espalda
  • Ciática
  • Estrés
  • Sistema inmunológico
  • Fatiga y cansancio
  • Posturas
  • Articulaciones y tendinitis

¿CÓMO PUEDE AYUDAR LA QUIROPRÁCTICA?

Aliviar el dolor lumbar con la quiropráctica

Antes de consultar a un quiropráctico para aliviar el dolor lumbar, intente esperar a que pase la fase aguda del dolor descansando y rompiendo el ciclo de inflamación en la zona lumbar.

Para reducir el dolor o las molestias, el quiropráctico utiliza técnicas de ajuste de la columna vertebral para ayudar a las vértebras lumbares a recuperar su movilidad adecuada y relajar los músculos profundos que rodean la columna lumbar. Si la inflamación se reduce lo suficiente en el momento de la consulta, el dolor disminuirá o incluso desaparecerá al instante. Si el dolor es crónico (dura más de 3 meses), serán necesarias varias sesiones quiroprácticas y pruebas de imagen (radiografía, resonancia magnética, tomografía) para reducir el dolor.

No lo olvides: si la inflamación reaparece después de la manipulación del quiropráctico, es aconsejable poner frío en la zona dolorida durante unos minutos, tomar antiinflamatorios y descansar. El dolor disminuirá gradualmente y finalmente desaparecerá.

QUIROPRÁCTICA Y DOLOR LUMBAR

Preguntas frecuentes sobre quiropráctica y dolor lumbar

Solucionamos todas tus dudas sobre la lumbalgia y cómo un quiropráctico puede ayudarte a aliviar los dolores en al zona lumbar y recuperar tu calidad de vida.

Si sufres dolor o molestia en la zona baja de la espalda, contacta con nosotros y te asesoraremos sin compromisos.

¿Es la lumbalgia una urgencia?

Es importante entender que la lumbalgia es muy a menudo benigna y desaparece por sí sola en pocas semanas. Es aconsejable consultar primero a un médico para tener acceso a los analgésicos correspondientes al nivel de dolor. Si el primer tratamiento no surte efecto, es aconsejable volver al médico para que le recete una medicación más fuerte para reducir la inflamación de la zona lumbar.

A veces se prescribe un cinturón lumbar. En algunos casos, puede ayudar al paciente a mantenerse erguido sin esforzarse durante posturas prolongadas. Pero ten cuidado de no llevarlo todo el tiempo: un cinturón lumbar es una ayuda. Nunca debe llevarse cuando se está en reposo (durmiendo, por ejemplo). El riesgo de llevar un cinturón lumbar todo el tiempo es que los músculos que ayudan al paciente a mantenerse erguido (músculos paravertebrales) se fundan. En definitiva, llevar un cinturón lumbar durante demasiado tiempo aumenta el riesgo de padecer lumbalgia crónica y recurrente.

Sin embargo, en caso de dificultad mayor, es decir, de hiperalgesia (dolor insuperable) o de bloqueo agudo (imposibilidad de ponerse de pie), es aconsejable llamar a urgencias, que pueden ayudar al paciente a moverse. Probablemente se prescriba un paro laboral y una medicación más fuerte.

¿Cómo debo sentarme con dolor lumbar?

A un paciente con lumbalgia le resulta difícil sentarse, pero sobre todo levantarse. Esta es una posición muy desagradable para ellos. Además, se observa que para sentarse correctamente, el paciente se inclina más hacia un lado que hacia el otro. No puede encontrar una posición cómoda cuando se sienta erguido.

Para sentarse bien con la lumbalgia, es aconsejable tener una silla alta o un sillón con respaldo y reposabrazos. Al sentarse, las rodillas deben estar a la altura de las caderas. Esto hace que al paciente le resulte mucho menos difícil ponerse de pie.

Un respaldo alto proporciona un buen descanso a la espalda. Es aconsejable utilizar un cojín lumbar para mayor comodidad. Los reposabrazos permiten que el paciente se ponga de pie sin que tenga que esforzarse demasiado en la parte baja de la espalda. Al levantarse, aconsejo al paciente que se apoye en sus brazos y muslos.

¿Cómo irme a la cama con dolor lumbar?
  • Primero siéntate en el borde de la cama (para sentarte: contrae los músculos abdominales y utiliza los brazos y las piernas y mantén la espalda recta)
  • Acuéstese de lado con la espalda recta
    Estira las piernas lentamente.
  • Nunca duerma con un cinturón lumbar. Tus músculos, aunque estén doloridos, están en posición de reposo, no necesitan ninguna ayuda.

Si no has acudido al médico, toma analgésicos como el paracetamol para aliviar el dolor. Pide una cita con el médico lo antes posible para que te recete algo adaptado a tus necesidades.

Si el dolor disminuye en las semanas siguientes pero no desaparece, pide una cita con un quiropráctico. El dolor lumbar es un motivo de consulta frecuente. El quiropráctico es un especialista en la columna vertebral y la región lumbar: ese es su trabajo. Utiliza varias técnicas de alivio como la movilización espinal, el ajuste espinal, la relajación muscular. Se adapta a tu dolor y a tu morfología. Puede aliviar su dolor y aconsejarle sobre cómo evitar que este dolor se convierta en un problema crónico.

¿Necesita ayuda?