QUIROPRÁCTICO TENDINITIS BILBAO

Quiropráctica tendinitis y articulaciones

tratamiento tendinitis

ESPACIO QUIROPRÁCTICO BILBAO

Te ayudamos en el tratamiento de la tendinitis

La quiropráctica puede ayudar a aliviar dolores derivados de problemas articulares, artrosis, inflamación de las articulaciones o tendinitis. Un quiropráctico evalúa las áreas que intervienen en el movimiento del músculo afectado para descubrir la causa del problema. El tratamiento quiropráctico se ajustará a las causas y la gravedad de la lesión a tratar. Los problemas articulares y la tendinitis aparecen de forma traumática o crónica, con el paso del tiempo. Se producen por uno o varios motivos.

Causas físicas

Actividades repetitivas, sobrecarga, mala ejecución técnica al practicar deporte, malas posturas, uso prolongado de pantallas,etc.

Causas químicas

Una alimentación deficiente, falta dehidratación, procesos inflamatorios, estrés oxidativo, bienestar emocional, etc.

QUIROPRÁCTICA Y ARTICULACIONES

El origen físico del dolor articular y la tendinitis

Las articulaciones, los músculos y incluso los tendones y ligamentos se mantienen gracias al movimiento, por lo que moverse es esencial para mantener unas articulaciones sanas y un aparato locomotor eficiente.

Posturas y movimientos que dañan las articulaciones

El uso excesivo o incorrecto de las articulaciones las inflama y daña. Por ello, los movimientos repetitivos en el trabajo desencadenan a largo plazo los llamados TME (trastornos musculoesqueléticos o neuromusculares), pero también ocurre con las malas posturas, el uso prolongado de pantallas, sobre todo de teléfonos móviles, pero también de ordenadores, etc. 

Práctica deportiva inadecuada

El deporte también debe practicarse prestando especial atención a la ejecución técnica para aprovechar al máximo los efectos positivos del deporte y limitar los riesgos.

Los tendones son especialmente sensibles a la compresión, y esto debe tenerse en cuenta durante los ejercicios deportivos: para fortalecer los músculos sin crear tendinitis, debemos por tanto intentar cargar el músculo en posiciones en las que el tendón no esté comprimido por las zonas de polea (zonas en las que una superficie ósea sirve de polea para el tendón del músculo que se trabaja)

Reducir la tensión mediante ejercicios de rehabilitación

Localizar las actividades de tu vida que utilizan mal o demasiado ciertas zonas de tu cuerpo te permitirá reducir la tensión haciendo ejercicios para rehabilitar ciertos músculos, o aprendiendo a hacer el movimiento necesario de forma óptima para reducir la tensión en las articulaciones y tendones implicados en ese movimiento.

Te ayudamos con el dolor articular

Pide tu estudio quiropráctico

OTRAS DOLENCIAS

  • Dolor de espalda
  • Ciática
  • Estrés
  • Sistema inmunológico
  • Fatiga y cansancio
  • Posturas
  • Articulaciones y tendinitis

¿CÓMO PUEDE AYUDAR LA QUIROPRÁCTICA?

El origen químico del dolor articular y la tendinitis

Las articulaciones son sensibles al equilibrio químico del organismo. Este equilibrio depende de factores externos e internos. Los factores externos son la actividad física, la dieta, la hidratación, la respiración, las sustancias tóxicas (drogas, alcohol, cigarrillos, intoxicaciones, bacterias y virus). Los factores internos incluyen principalmente el estado mental y emocional de la persona, que liberará diferentes neurotransmisores, y diferentes sustancias químicas dependiendo de nuestro nivel de estrés, emociones, pensamientos, etc. 

Factores externos

Una dieta sana y variada aporta el máximo de nutrientes necesarios para mantener las células articulares y, por tanto, unas articulaciones sanas. En caso de deficiencias o para ayudar a recuperar la salud de las articulaciones en caso de problemas, puede ser aconsejable complementar con diferentes elementos en función del tipo de tejido dañado. Pregunte a su terapeuta qué es lo más adecuado para su caso concreto.

En el caso de las articulaciones, mantiene activos los músculos adheridos, drena los residuos celulares, lubrica, mantiene el líquido sinovial rico en agua y mantiene los tejidos flexibles y eficaces. También reduce el impacto negativo de los procesos inflamatorios y el estrés oxidativo. Por lo tanto, es importante hidratarse regularmente con agua pura para mantener un sistema articular sano y, más aún, para sanar cuando ya no lo está.

La respiración también es esencial para mantener el equilibrio químico del cuerpo: disminuye la acidez corporal, regula el equilibrio de la sangre expulsando CO2 y aportando oxígeno, y por tanto oxigena los tejidos, ayudando a mantener el sistema celular, crear energía y mejorar la salud celular. Una buena respiración también reduce los niveles de estrés, lo que contribuye a un equilibrio químico óptimo.

Limitar al máximo las toxinas en el cuerpo ayuda a retrasar el envejecimiento y la destrucción celular, a mantener las articulaciones sanas y a facilitar una salud óptima.

Factores internos

Tu cerebro tiene un poder fantástico sobre tu cuerpo. Cada uno de tus pensamientos y emociones libera un cóctel químico que impacta en todo tu cuerpo. A corto plazo, un exceso de estas sustancias aumenta la acidez y la inflamación en el cuerpo, que es rápidamente eliminada por el organismo cuando el estrés cesa.

Sin embargo, si el estrés persiste, y especialmente si hay otros factores agravantes como el tabaquismo, etc., se desarrollará una acidez e inflamación crónicas. Sin embargo, si el estrés persiste, y sobre todo si existen otros factores agravantes como el tabaquismo, etc., la acidez y la inflamación crónicas dañan todos los tejidos del cuerpo, y las articulaciones no son una excepción.

¿Necesita ayuda?