QUIROPRÁCTICO FATIGA E INSOMNIO BILBAO

Fatiga crónica, sueño y quiropráctica

ESPACIO QUIROPRÁCTICO BILBAO

La quiropráctica para mejorar la fatiga y el sueño

La fatiga es muy común y está muy extendida. Tiene muchas causas posibles y por lo general, en el caso de una persona que la padece, existen varias causas diferentes.

Por otro lado, en el sueño influyen muchos factores, como la hidratación, el estado emocional y todos los elementos descritos anteriormente. La quiropráctica le permite liberar tensiones y compensaciones para que su cuerpo recupere su energía tranquilamente durante las noches de descanso.

¿Cuáles son las causas más habituales de la fatiga?

La fatiga puede estar causada por tensiones físicas, químicas y/o emocionales. El cuerpo y la mente pueden cansarse por muchas razones.

Cuando el cuerpo está sometido a un estrés crónico (regular y prolongado), las glándulas suprarrenales producen cortisol y adrenalina continuamente, lo que tiene dos efectos: el primero es que el sueño no es reparador porque el cuerpo está en «modo de supervivencia». La segunda es que las glándulas suprarrenales se fatigan, lo que provoca agotamiento y, muy a menudo, antojos de azúcar (el cuerpo pide algo dulce en lugar de comida).

Muy asociado al estrés, el sistema nervioso simpático, cuando se sobreestimula en comparación con el sistema parasimpático, pone al organismo en situación de supervivencia. Por tanto, inhibe el sueño profundo para permitir una reacción inmediata en caso de peligro. La persona puede entonces dormir durante 10 horas sin sentirse en absoluto descansada cuando se despierta.
Ya sea por el dolor, la incomodidad o la energía gastada por el cuerpo para compensar el problema o para curarlo, un problema físico es siempre una interferencia para el sueño reparador. Algunos problemas físicos, como un problema en el cuello (haya o no dolor), pueden enviar una señal de alerta al cuerpo de que hay un problema grave. El cuerpo activa entonces el sistema simpático, que inhibe el sueño profundo y la recuperación de la fatiga.

La mayor parte de la energía que utilizamos es para luchar contra la gravedad. Una buena postura reduce la energía necesaria para esta lucha constante, mientras que una mala postura consume mucha energía, cansando al cuerpo mucho más de lo que pensamos.

El cuerpo es una máquina formidable que se regula constantemente. Cuanto más se altera el equilibrio interno, más energía se necesita para esta autorregulación. Por lo tanto, la fatiga es común durante las enfermedades, y aún más durante las enfermedades crónicas, que agotan el cuerpo un poco más cada día.

Una droga o un conjunto de drogas pueden alterar la conciencia y el sueño, ya sea para promoverlo o inhibirlo. Por otro lado, un fármaco siempre tiene una toxicidad, y el hígado siempre intentará destruirlo, lo que puede generar más o menos fatiga dependiendo de la molécula utilizada

¿Necesita ayuda?