Dolor de espalda – Síntomas, causas y factores de riesgo

22 / Abr / 2022

El dolor de espalda es una de las razones más comunes por las que las personas acuden al médico o se ausentan del trabajo. Por suerte, se pueden tomar medidas para prevenir los dolores de espalda, y si es necesario seguir un tratamiento adecuado para aliviar y mejorar los dolores.

Síntomas del dolor de espalda

Podemos experimentar diferentes síntomas desde un dolor muscular hasta una sensación de ardor o dolor muy agudo, que puede propagarse por la pierna o empeorar cuando te mueves. Entre los síntomas más comunes podemos encontrar los siguientes:

  • El dolor persiste después de un par de semanas.
  • Es intenso y no mejora con el descanso.
  • Se extiende a una o ambas piernas, especialmente si se prolonga por debajo de la rodilla.
  • Provoca debilidad, entumecimiento u hormigueo en una o ambas piernas.
  • Está acompañado de pérdida de peso sin causa aparente.

En casos poco frecuentes, el dolor de espalda puede indicar un problema médico grave, acude a un especialista si presentas los siguientes síntomas acompañados de dolor de cabeza.

  • Tienes problemas de vejiga o intestino.
  • Presencia de fiebre alta.
  • El dolor de cabeza aparece después de una caída, un golpe en la espalda u otra lesión.

En nuestro centro quiropráctico podemos ayudarte a aliviar tus dolores de espalda con un tratamiento adecuado y unas sencillas pautas que te ayudarán a reducir y eliminar el dolor.

Causas del dolor de espalda

Algunos de los trastornos frecuentemente relacionados con afecciones en la espalda incluyen:

Distensión muscular o de ligamentos. Levantar objetos pesados reiteradamente o hacer un mal movimiento repentino puede forzar los músculos de la espalda y los ligamentos de la columna vertebral. Si tu estado físico no es bueno, la distensión constante de la espalda puede causarte espasmos musculares dolorosos.

Abultamiento o rotura de disco. Los discos funcionan como amortiguadores entre los huesos (vértebras) de la columna vertebral. El material blando que se encuentra dentro del disco puede abultarse o romperse y hacer presión sobre un nervio. Sin embargo, puedes tener abultamiento o rotura de disco sin sentir dolor de espalda. La discopatía se suele descubrir accidentalmente cuando, por algún otro motivo, te haces una radiografía de la columna vertebral.

Artritis. En algunos casos, la artritis de la columna vertebral puede reducir el espacio que rodea la médula espinal, un trastorno que se denomina «estenosis espinal».

Osteoporosis. Las vértebras de la columna vertebral pueden estar expuestas a fracturas dolorosas si tus huesos se vuelven porosos y frágiles.

Factores de riesgo

Cualquier persona puede tener dolencias en la espalda, incluso los niños y los adolescentes, aunque hay algunos factores que incrementan el riesgo de sufrirlo.

  • Edad: El más común a partir de los 30 o 40 años, con el envejecimiento.
  • Falta de ejercicio: Los músculos débiles de la espalda y el abdomen pueden provocar dolores.
  • Sobrepeso: El exceso de peso corporal representa una sobrecarga para la espalda.
  • Enfermedades:  Algunos tipos de artritis y cáncer pueden contribuir al dolor de espalda.
  • Levantar objetos de forma inadecuada: utilizando la espalda en lugar de las piernas para levantar peso.
  • Trastornos psicológicos: Las personas propensas a la depresión y la ansiedad parecen tener un mayor riesgo de padecer dolor de espalda.
  • Tabaquismo: Los fumadores tienen más probabilidades de sufrir afecciones relacionadas con la espalda. Esto ocurre porque fumar provoca tos, lo que a su vez causa una hernia de disco. Fumar también reduce el flujo de sangre hacia la columna vertebral y aumenta el riesgo de osteoporosis.

Si sufres de dolor de cabeza o simplemente quieres prevenir posibles afecciones ven a nuestra clínica quiropráctica de Bilbao, te asesoraremos en cada fase del proceso para que puedas recuperarte lo antes posible.

¿Necesita ayuda?